5 no secretos para cuidar tu piel naturalmente durante el invierno

Cada una de nosotras guarda en su interior un alma exploradora, yo por ejemplo, cada mañana descubro cosas nuevas en mi, una cana, una espinilla o una nueva arruguita y aunque a veces me digo “¡Ay, me muero, esto luce fatal!”, respiro profundo, calmo la ansiedad y pienso “algo me quiere decir mi cuerpa“.

La falta de sueño, la deshidratación y mala alimentación, producen cambios todos los días en nuestro ser, y si bien, no podemos evitar envejecer, si podemos elegir cómo pasa el tiempo en nuestro cuerpo.

👩‍🔬Me explico:

La piel es nuestro órgano más extenso, más expuesto y el que mejor habla de nosotras, cualquier cambio en nuestro equilibrio físico y/o emocional se ve reflejado en ella al instante.

Cada una de nuestras decisiones cotidianas marcan la diferencia entre una piel sana y una solo con “apariencia bonita”. Yo me lo tomo muy personal (una de las razones por las que fundé Paihuen), es por esto que me gustaría compartir contigo 5 de mis principios de auto cuidado de la piel, que me ayudan a ir más allá de lo estético en mi cuidado persona durante el inverno y todo el año.

Limpiar profunda y amorosamente toda piel

1. Limpiar profunda y amorosamente toda piel

Rostro, cuerpo y cuero cabelludo, todo es piel y su limpieza es clave para que sea saludable. Una correcta rutina de limpieza no es excesiva ni agresiva, mantiene equilibrado el pH, controla los niveles de sebo y libera toxinas.

Si la piel de tu rostro es grasa te recomiendo 2 limpiezas al día, una al despertar y otra antes de ir a dormir. Mientras que si tu rostro presenta piel mixta, normal o seca te recomiendo una limpieza profunda por noche. Usa un limpiador suave, no abrasivo y de preferencia libre de alcohol y sulfatos (SLS, Lauril sulfato de sodio).

Si quieres profundizar te invito a revisar el post 3 consejos para una piel limpia naturalmente

Humecta tu piel cada mañana e hidrata profundamente por las noches

2. Humecta tu piel cada mañana e hidrata profundamente por las noches

La piel, como otros órganos tiene un horario de funcionamiento y es más permeable mientras estamos soñando. Te recuerdo que hidratar y humectar son acciones diferentes y este es uno de los 3 errores comunes en el cuidado de la piel.

Hidratar es un fenómeno biológico que considera la restauración de los niveles de agua de la piel desde adentro, mientras que humectar es el fenómeno de "absorber" o retener el agua de la piel, es un fenómeno exógeno que viene desde la exterior a las capas internas.

Usa productos libres de tóxicos

3. Usa productos libres de tóxicos

Usar productos libres de tóxicos y con principios activos vegetales que estimulen los procesos de autorregulación natural que tiene tu piel es lo mejor.

Evitar productos que contengan parabenos, fragancias y colorantes artificiales, sulfatos, y cualquier derivado de petróleo.

Elige usar productos con activos que estimulen la salud de la piel, por ejemplo, que estimulen la síntesis de colágeno por sobre aquellos que contienen altas dosis de colágeno, sobre todo antes de los 35 años, de lo contrario tu piel se vuelve floja y dependiente.

Protégete de agresiones externas

4. Protégete de agresiones externas

La radiación y cambios bruscos de temperatura. Usa y selecciona asertivamente las prendas de vestir, prefiriendo fibras naturales que permitan “respirar” a tu piel y privilegiando el #slowfashion (no necesitas más que uno). Sombreros, gorros, pañuelos, guantes, bufandas y ropa con filtroUV, no solo le dan un plus a tu estilo, fueron creados para las necesidades de protección del ser humano. Recuerda, la ropa es la segunda piel que hemos diseñado.

Promueve acciones que generen salud y te hagan sentir bien

5. Promueve acciones que generen salud y te hagan sentir bien

Busca un sueño reparador, acompáñate de una lectura y aléjate de las pantallas azules una hora antes de ir a la cama y ponte #modoavión.

Nutre tu ser con alimentos reales #libredeagrotoxicos que no solo maten el hambre.

Mantente activa. Incluye la práctica deportiva a tu vida  y vuelve activa la rutina, prefiere las escaleras, usa la bici, reemplaza la caminata en tu hogar con estocadas.

Toma tiempo para ti, medita, entrena la mente y aprende a autorregular tus pensamientos-sentimentos.

Al menos una vez a la semana me doy un baño de bosque o de mar o cordillera ¡o solo salgo al patio!. El contacto con la naturaleza nos retorna a casa y nos equilibra desde niveles muy sutiles.

Ya, me silencio un rato!

Si te parecieron útiles estos consejos compartelos, invitemonos a cuidar nuestra cuerpa como corresponde, es nuestro primer acto de amor propio. Si quieres conversar conmigo, escríbeme en los comentarios.

🙈Confidencia

Me tomó mucho decidir, aprender y sentarme escribir, suena loco ¡ pero es complejo ! espero que les haya gustado y me encantaría saber si quieren que escriba más, soy super nerd y tengo mucho en mi cabeza.

Me despido, cariñas y abrazos!!


Compartir esta publicación


Dejar un comentario